sábado, 12 de diciembre de 2009

Tres motivos

Comenzando por tus ojos
responsables de mi destino
Culpables de haber cambiado
el rumbo de mi vida...
Encontrando en tu boca
mi perdición completa
con esos besos de fuego
con esas palabras perfectas...
Me quedo en tus manos
esas que supieron recorrerme
a la perfección
las mismas que me dieron
el abrazo necesario
en medio de la desesperación...
Tus ojos
tu boca
tus manos
Tres motivos exactos , perfectos
causantes confesos
para que hoy muera de amor.

1 comentario:

  1. Quien no ha tenido esos motivos , quien no se ha perdido por ellos!!

    ResponderEliminar